¿Cómo se caracterizan los abusos en los contratos de exclusividad?

¿Cómo se caracterizan los abusos en los contratos de exclusividad?

Salvo el expendio de licores, puede ejercer monopolio de exclusividad en las rentas departamentales a la cual corresponda la existencia de su fábrica y suministro. Todas las demás cláusulas de exclusividad están controladas por la legislación vigente, en cuanto no afecten de manera negativa la relación contractual y fruto de ello se puedan producir abusos.
Al momento de realizar contratos que contengan cláusulas de exclusividad si bien estas pueden beneficiar su negocio, también pueden afectarlo, así que una buena asesoría jurídica acompañada con una excelente revisoría fiscal, pueden conducir a feliz término una adecuada relación comercial.

La fundamentación temática concerniente la encontramos así:

Código de Comercio.
Art. 1318._Exclusividad en favor del agente. Salvo pacto en contrario, el empresario no podrá servirse de varios agentes en una misma zona y para el mismo ramo de actividades o productos.
Ley 256 de 1996º de Competencia desleal.
ARTÍCULO 19. P ACTOS DESLEALES DE EXCLUSIVIDAD. Se considera desleal pactar en los contratos de suministro cláusulas de exclusividad, cuando dichas cláusulas tengan por objeto o como efecto, restringir el acceso de los competidores al mercado, o monopolizar la distribución de productos o servicios, excepto las industrias licoreras mientras éstas sean de propiedad de los entes territoriales.

Sentencia C-535 de 1997
Sin embargo, la inclusión de una cláusula de exclusividad en un contrato de suministro, en principio no es ajena a la libertad de contratación, que aunque puede ser objeto de variadas restricciones legales, se integra en el objeto propio del derecho a la libertad de empresa. En efecto, este derecho arriesgaría a perder toda fisonomía singular si a su titular se le privase injustificada e irrazonablemente de adoptar las decisiones básicas que contribuyen a formar una determinada unidad económica independiente, y que resultan determinantes para fijar el riesgo, la responsabilidad y el beneficio individuales, todo lo cual se traduce en un plano global en la existencia de una economía por lo menos parcialmente descentralizada y autónoma. Sin perjuicio de las limitaciones legales que sean en sí mismas razonables y proporcionadas, la libertad económica se resuelve en la preservación de centros privados de decisión relativamente autónomos que dentro de las coordenadas de la empresa definen su objeto específico, la articulación de los factores de producción, la organización de la actividad productiva, su financiación, desarrollo y terminación, de modo que las determinaciones sobre la oferta y demanda de bienes y servicios se reserve a la libertad y al cálculo de conveniencia o razón instrumental de los sujetos que participan en el mercado.
 
El problema constitucional, realmente, surge en relación con el último grupo de requisitos. La norma sería inconstitucional si comprendiera, sin discriminación alguna, todos los pactos de exclusividad. En verdad, carece de razonabilidad y proporcionalidad, asumir que la cláusula de exclusividad per se viola la Constitución Política, sin tomar en consideración su efecto real en la restricción de la competencia, para lo cual resulta forzoso analizar entre otros factores el tipo de mercado, su tamaño, la posibilidad de que el bien pueda ser remplazado por otros, la participación de los competidores en el mercado, la existencia de poderes monopólicos u oligopólicos, el efecto de la cláusula sobre la eficiencia, la generación de poder de mercado a raíz del pacto, el efecto en los precios producidos por la estipulación, el grado de competencia existente en el mercado relevante etc.
 
Del Código Sustantivo del Trabajo

ARTICULO 44. CLAUSULA DE NO CONCURRENCIA. La estipulación por medio de la cual un trabajador se obliga a no trabajar en determinada actividad o a no prestar sus servicios a los competidores de su empleador, una vez concluido su contrato de trabajo no produce efecto alguno. Sin embargo, es válida esta estipulación hasta por un año cuando se trate de trabajadores técnicos, industriales o agrícolas, en cuyo caso debe pactarse por el periodo de abstención, una indemnización, que en ningún caso puede ser inferior a la mitad del salario. NOTA: El texto subrayado fue declarado INEXEQUIBLE por la Corte Suprema de Justicia mediante providencia del 18 de julio de 1973.
En consideración al aporte realizado en un Laudo Arbitral, esta jurisprudencia permite una buena aproximación el tema.

“la cláusula de exclusividad podría afectar los derechos constitucionales al trabajo, la libertad de empresa y a la libre competencia, pues su uso inadecuado ocasionaría el despliegue de actividades monopolísticas”

Redondeando el tema podemos sostener con certeza de que la única entidad con poder de ejercer actividades monopolísticas en el mercado, son las de propiedad del estado colombiano, verbigracia, la industrias de licores, como las únicas autorizadas por la Ley de pactar cláusulas de exclusividad en pro de salvaguardar las finanzas departamentales.

Puede usted encontrar una buena asesoría en este tema en G&D Consulting Group, Bogotá D.C. Colombia.

Fuentes:
https://www.ccb.org.co/content/download/5915/86066/file/Codigo%20Comercio.pdf
https://www.oas.org/dil/esp/codigo_Civil_Colombia.pdf
Ley 256 de 1996
http://www.wipo.int/edocs/lexdocs/laws/es/co/co062es.pdf
http://www.acj.org.co/images/descargas/trabajos_academicos/5-posesion-doctor-gonzalo-suarez-beltran.pdf
www.corteconstitucional.gov.co/relatoria/1997/c-535-97.htm
http://www.ilo.org/dyn/travail/docs/1501/CODIGO%20SUSTANTIVO%20DEL%20TRABAJO%20concordado.pdf

 

Revisoria fiscal   outsourcing contable   asesoria tributaria