Cálculo de la Renta presuntiva, ejercicio práctico

 Cálculo de la Renta presuntiva, ejercicio práctico

Uno de los factores a tener en cuenta al momento de realizar una declaración de renta corresponde al cálculo de la renta presuntiva del contribuyente y los factores que deben tenerse en cuenta dentro de su depuración. 

 

Antes que nada es importante recordar que la renta presuntiva es una presunción creada por la ley, que se configura como la renta mínima que produce un patrimonio determinado.

 

 Ejercicio práctico

 

El contribuyente (A), persona natural no obligada a llevar contabilidad, presenta la siguiente información para el cálculo de la renta presuntiva correspondiente a su declaración de renta por el año 2013:

 

-) Patrimonio Bruto del año 2012 de $ 3.000.000.000

 

-) Deudas a 31 de diciembre del 2012 de $ 1.000.000.000

 

-) Acciones en sociedades nacionales a 31 de diciembre 2012 por $ 300.000.000 de los cuales se generaron dividendos por valor de $ 40.000.000 de los cuales un el 75%, es decir, $ 30.000.000 son gravados.

 

-) Casa de habitación declarada para efectos del Impuesto sobre la renta 2012 por $ 250.000.000

 

Para iniciar debemos recordar que para el cálculo de la renta presuntiva del año 2013, debemos tener en cuenta datos del año 2012 de acuerdo con lo reglamentado en el artículo 188 del estatuto tributario, “Para efectos del impuesto sobre la renta, se presume que la renta líquida del contribuyente no es inferior al tres por ciento (3%) de su patrimonio líquido, en el último día del ejercicio gravable inmediatamente anterior”.

 

Ahora y en dirección a lo mencionado en el artículo 188 del estatuto tributario, lo primero que debe hacerse es calcular el valor del patrimonio líquido para el año anterior para lo cual debemos restar del patrimonio bruto el valor de las deudas:

 


 

Paso a seguir, debemos calcular el valor patrimonial neto (VPN), el cual utilizaremos posteriormente para realizar la depuración de la renta presuntiva.

 


 

El artículo 188 del estatuto tributario establece la depuración que debe realizarse para llegar a la renta presuntiva partiendo del patrimonio líquido, para nuestro ejemplo el del año 2012. Los literales a) al f) del mencionado artículo presentan los valor que podrán restarse de la base ya establecida para el cálculo de la renta presuntiva y para nuestro caso aplican el literal a) y el literal f).

 

El literal a) nos permite restar el valor patrimonial neto de los aportes y acciones poseídos en sociedades nacionales, cuyo cálculo es el siguiente:

 


 

Por su parte el literal f)  nos dice que serán deducibles las primera 8.000 UVT del valor de la vivienda de habitación del contribuyente, que para el caso del año 2012 equivalen a $ 208.392.000. La casa de habitación en nuestro caso tiene un valor de $ 250.000.000, el cual es superior al límite, por tanto, solo podremos restar del patrimonio líquido el valor correspondiente a las 8.000 UVT. Ahora podemos iniciar la depuración:

 


 

El inciso final del artículo 188 del estatuto tributario nos dice que a la renta presuntiva inicial deben sumársele las rentas gravables generadas por los activos exceptuados para encontrar así el valor de la renta presuntiva definitivo o final; para nuestro caso, exceptuamos la casa de habitación, de la cual no se obtuvieron rentas, y las acciones en sociedades nacionales que generaron unos dividendos, los cuales en su parte gravada deben ser tenidos en cuenta para la depuración aquí mencionada:

 


 

Es importante tener en cuenta en primer lugar que el artículo 188 del estatuto tributario incluye otros conceptos que se pueden detraer dentro de la depuración; y como segundo, que en un segundo escenario el cálculo de la renta presuntiva puede hacerse simplemente calculando el 3% del patrimonio líquido del año anterior de acuerdo con la redacción el artículo 188 del estatuto tributario. Para nuestro caso sería así.

 


 

Para nuestro caso resulta mejor el segundo procedimiento, pero dependiendo de las particularidades de cada contribuyente, el panorama puede ser diferente.

 

 

Publicado 15 / 5 / 2015

Fuente: Comunidad contable LEGIS