Outsourcing de nómina | ¿cómo se deben pagar las incapacidades de origen común?

Outsourcing de nómina | ¿cómo se deben pagar las incapacidades de origen común?

Outsourcing de nómina | ¿cómo se deben pagar las incapacidades de origen común?

Para empezar, debemos indicar que se entiende por incapacidad médica, a lo cual respondemos que es el documento expedido por un médico que certifica la imposibilidad que tiene un trabajador (a) de prestar el servicio por el cual fue contratado, documento en cual normalmente es generado por parte de un médico contratado por la Entidad Promotora de Servicios de Salud en adelante EPS a la cual se encuentra afiliado el trabajador.
De conformidad al artículo 122 del Decreto 019 de 2012, al trabajador sólo le compete realizar la entrega del documento de incapacidad al empleador, para que éste a su vez la pague (dentro de los mismos periodos de nómina) y a su vez realice todo el trámite de reconocimiento, liquidación y pago ante la EPS a la cual se encuentra afiliado el trabajador.
 
Así, cuando el trabajador presente una incapacidad de origen común o enfermedad general igual o menor a dos (2) (artículo 3.2.1.10 del Decreto 780 de 2016), ésta es asumida en su totalidad por el empleador en un porcentaje del 100% o del 66,67%, dejando en claro que lo anterior depende de lo definido en sus políticas salariales; ¿Qué pasa a partir del día tres (3)? Desde el tercer día y hasta el día noventa (90) de incapacidad, la incapacidad la asume en su totalidad la EPS y se paga en un porcentaje del 66,67%; ¿Qué ocurre después del día noventa (90)?, es decir a partir del día noventa y uno (91) de incapacidad y hasta el día ciento ochenta (180) de incapacidad, ésta también es asumida en su totalidad por la EPS -teniendo en cuenta lo descrito en el párrafo anterior- y se paga en un porcentaje del 50% del salario del trabajador. Los porcentajes anteriormente mencionados variaran en el momento en que se afecte el salario mínimo legal mensual vigente, es decir, en ningún caso el trabajador podrá devengar menos del salario mínimo legal mensual vigente establecido.
 
En este momento usted estimado lector, se estará preguntando y ¿qué sucede con las incapacidades de origen común superiores a los ciento ochenta (180) días? 
 
En este caso, cesa la obligación del empleador a seguir realizado el pago de la incapacidad y así mismo cesa la obligación establecida en el artículo 122 del Decreto 019 de 2012, es decir la obligación de realizar los trámite conducentes al reconocimiento, liquidación y pago del auxilio de incapacidad, en este caso, el trámite vuelve a estar en manos del trabajador y el pago del auxilio incapacidad recae a la Administradora de Fondo de Pensiones (AFP) a la cual se encuentre afiliado el trabajador (a) pago que se realiza en iguales condiciones en las que lo venía realizando la EPS, quedando como única responsabilidad al empleador la de pagar las cotizaciones al Sistema General de Seguridad Social Integral (SGSSI), realizar el pago de las prestaciones sociales del trabajador (Prima, Cesantías e intereses a la Cesantías) y vacaciones (cuando el trabajador ya no este en estado de incapacidad).
 
En caso de que la incapacidad del trabajador se prolongue a los quinientos cuarenta (540) días o más de incapacidad, de conformidad al Decreto 1333 de 2018, previo el cumplimiento de ciertos requisitos, es la EPS quien retoma el pago del auxilio de incapacidad con la única diferencia de que en este caso el empleador no debe realizar el trámite de reconocimiento, liquidación y pago de la incapacidad, pues en éste caso le corresponde al trabajador realizar todo el trámite pertinente para que sea la EPS quien realice el pago directamente al trabajador (a).
 
Vale decir que en las incapacidades superiores a los ciento ochenta días, el trabajador en todo caso debe informar (con copia de la incapacidad), su estado de salud a la empresa, esto a efectos de que la misma sepa el motivo de ausencia de su trabajador.
 
Para que usted como empleador sepa que trámites adicionales debe realizar o de que manera puede resolver la situación del trabajador en situación de incapacidad prolongada, lo invitamos a comunicarse con nuestro equipo de asesoría jurídica laboral, quien le podrá guiar en todo el proceso hasta el momento de la resolución del mismo.
 
Realizado Por: Camilo Hernán Cuellar Castro- Abogado Laboral G&D Consulting Group S.A.S.
Outsourcing de nómina   administración de nómina   BPO Nómina   gestión de nómina   tercerización de nómina   derecho laboral