Proceso de reorganización

Proceso de reorganización

El régimen de insolvencia modificado por medio de la Ley 1116 de 2006 establece dos procesos: el proceso de reorganización y el proceso de liquidación obligatoria.

Proceso de  reorganización empresarial, es el conjunto de procedimientos que aúnan sus esfuerzos en otorgarle una alternativa a un deudor que se encuentra en momento de inestabilidad financiera y se afecta la continuidad de la compañía, el proceso de reorganización es implementado por las sociedades que se han dado cuenta que no pueden atender las obligaciones contractuales, especialmente financieras, y les permite conservar la operación, así como la capacidad de empleo.

Con el proceso de reorganización la Superintendencia de Sociedades busca contribuir a la viabilidad del negocio así como a normalizar sus relaciones comerciales y crediticias, mediante la reestructuración operacional, administrativa, de activos o pasivos.

 

Objetivo

 

“Las sociedades que se pueden acoger al proceso de reorganización son: sociedades comerciales del sector real, empresas unipersonales, sucursales de sociedades extranjeras, y personas naturales comerciantes.”

El proceso de reorganización tiene por objetivo principal permitir al deudor superar las dificultades financieras y restablecer o continuar el funcionamiento de las operaciones comerciales y/o operativas normales, y dicho proceso en algunos casos puede llegar a comprometer:

  • La reducción de la capacidad de la empresa.

  • La venta como negocio en marcha a otra empresa.

  • La extinción a través de un  procedimiento de adjudicación.

  • La apertura de un procedimiento de liquidación judicial, en caso de incumplimiento del acuerdo celebrado.

 

Características

  • El proceso de reorganización, de acuerdo con el organismo de control, no será mayor a 6 meses, tiempo en que los empresarios podrán sentarse con los acreedores y renegociar las deudas.

  • Permite protección legal con la cual se pueden evitar embargos y salvar o liquidar la empresa, si es el caso, pero de manera organizada.

  • El proceso de reorganizarse puede entenderse como un mecanismo de salvación o renacimiento empresarial.

  • El proceso de reorganización se debe solicitar ante la Superintendencia de Sociedades.

  • Las sociedades que se pueden acoger al proceso de reorganización son: sociedades comerciales del sector real, empresas unipersonales, sucursales de sociedades extranjeras, y personas naturales comerciantes.

  • El proceso de reorganización tiene un término para celebrarse de 4 meses, en concordancia con lo dispuesto en la providencia de reconocimiento de créditos, dicho término se puede prorrogar a 2 meses más.

  • El proceso de reorganización requiere de la aprobación a través del voto favorable de un número plural de acreedores que represente por lo menos la mayoría absoluta de los votos admitidos, para lo cual la ley ha fijado unas reglas específicas.

  • Debe registrarse la confirmación del acuerdo, la cual se produce luego de que el juez verifica la legalidad del contenido del acuerdo.

 

Requisitos para que el deudor pueda iniciar un proceso de reorganización

Para iniciar un proceso de reorganización de un deudor se debe comprobar la existencia de las siguientes situaciones:

1.  Cesación de pagos.

2.  Incapacidad de pago inminente.

 

Condiciones para la admisión al proceso de reorganización

  • La solicitud de admisión al proceso de reorganización de un deudor podrá efectuarse directamente o por medio de un abogado.

  • Cumplir con los requisitos señalados.

  • La solicitud podrá ser efectuada por el deudor o por uno o varios acreedores incumplidos y/o por un número plural de acreedores externos sin vinculación con el deudor o con sus socios.

 

Requisitos formales para la admisión al proceso de reorganización

  • Copia del acta de la reunión del órgano social competente según los estatutos, en caso de que se encuentre estipulado en ellos, en la cual se autoriza al representante legal para solicitar el proceso de reorganización; de lo contrario, el representante legal no requerirá de la autorización.

  • Estado Financieros básicos certificados, correspondientes a los tres (3) últimos ejercicios y cortados al último día calendario del mes inmediatamente anterior a la fecha de solicitud.

  • Estado de costos y gastos operacionales y Estado de Inventario de activos y pasivos, con corte al último día calendario del mes inmediatamente anterior a la fecha de la solicitud.

  • Relación de los trabajadores y extrabajadores del deudor.

  • Estado de Patrimonio, el detalle de las partidas que lo integran, describir la conformación del capital, memoria explicativa de las causas que llevaron al deudor a la situación de insolvencia.

  • Flujo de caja que demuestre la forma como cubrirá el pago de las obligaciones.

  • Plan de negocios de reorganización, que contemple no solo la reestructuración financiera, sino también organizacional y operativa, que se encuentre dirigido a solucionar los problemas que conllevaron a la crisis, indicando en cada caso las estrategias propuestas. El plan de negocios se compone mínimamente de:

1.  Resumen ejecutivo de la empresa.

2.  Descripción de la empresa.

3.  Sector y comportamiento al que pertenece la empresa.

4.  Análisis de mercado de la empresa.

5.  Estrategias de la empresa e implementación.

6.  Costos, proveedores y suministros.

7.  Gerencia y personal de la empresa.

8.  Operación e infraestructura de la empresa.

9.  Aspectos legales y tributarios.

10.             Análisis financiero de la empresa.

  • Proyecto de calificación y graduación de deudas, respetando el orden de prioridad legal de pagos.

  • Proyecto de determinación de derechos de voto para cada acreedor, de acuerdo con la clase de acreedor.

  • Relación de los procesos judiciales y administrativos de carácter patrimonial que adelante el deudor, o que se tramiten en contra de él.

  • Relación de los casos en los cuales la empresa ha servido como garante, codeudora, fiadora o avalista.

  • Dado el caso en que exista un vínculo de subordinación o control, con una entidad que se encuentre bajo el régimen de insolvencia, o lo esté tramitando, deberá informarlo claramente.

 

Presentación de la solicitud al proceso de reorganización

La solicitud deberá efectuarse personalmente, ante la Superintendencia de Sociedades o ante cualquier despacho judicial o notaría de cualquier círculo, indicando:

  • Dirección de notificación.

  • Número de teléfono y/o fax.

  • Correo electrónico o cualquier otro medio idóneo que permita una comunicación inmediata.

Para la presentación de la solicitud al proceso de reorganización, se requieren dos (2) copias de todos los requisitos formales señalados en los párrafos anteriores.

 

Causales de terminación del acuerdo de reorganización

1.  Por el cumplimiento de las obligaciones pactadas en el mismo.

2.  Si ocurre un evento de incumplimiento no subsanado en audiencia.

3.  Por la no atención oportuna en el pago de las mesadas pensiónales o aportes al sistema de seguridad social y demás gastos de administración.

En caso de que se cumpla alguno de éstos escenarios, el juez declarará terminado el acuerdo y ordenará la apertura del trámite del proceso de liquidación judicial.

 

Publidaco 2 / 2 / 15

Fuente: actualicese.com