¿Qué pasa si se declara el impuesto a la riqueza pero no se hace el pago correspondiente?

¿Qué pasa si se declara el impuesto a la riqueza pero no se hace el pago correspondiente?

 El impuesto a la riqueza nace con la ley 1739 del 2014, con hecho generador de haber poseído un patrimonio líquido al 1 de enero del 2015 igual o superior a mil millones de pesos. El decreto 2243 del 2015 señala la obligación de presentar la declaración del impuesto a la riqueza junto con el pago de la primera cuota entre el 11 y el 25 de mayo del 2016. Recordamos que si el impuesto a pagar es inferior al equivalente en 41 UVT, $1’219.873, se hace un solo pago.

Cabe mencionar que el artículo 298-8 del Estado Tributario establece que el impuesto a la riqueza y su complementario de normalización tributaria deben someterse a las normas sobre declaración, pago, administración y control establecidas en los artículos 298, 298-1 y 298-2 del Estado Tributario. Artículos que hereda del antecesor impuesto al patrimonio.

De lo anterior se debe entender que el impuesto a la riqueza y normalización tributaria debe ser liquidado en el formulario 440 y realizar el pago del impuesto en las entidades financieras autorizadas por la DIAN para el recaudo del impuesto. En consecuencia, si la declaración no es acompañada por el pago del tributo, dicha declaración se sentenciara como no presentada.

No obstante, según la circular 066 de julio del 2008 señala:

“Por último, teniendo en cuenta que de acuerdo con la Jurisprudencia reiterada del H. Consejo de Estado, las declaraciones tributarias se hallan cobijadas por la presunción de veracidad consagrada en el artículo 746 del Estatuto Tributario, y que para ser desvirtuada se requiere proferir el auto declarativo que las de por no presentadas dentro del término legal de dos (2) años, so pena de que opere la firmeza de la declaración privada, en los términos del artículo 714 del mismo Estatuto, se instruye a los funcionarios competentes para que de manera ágil e inmediata se profiera el auto declarativo previo el agotamiento del trámite previsto en la presente Circular, con el fin de agilizar el recaudo de las obligaciones y evitar actuaciones extemporáneas por parte de la Administración Tributaría”.

En conclusión, si la declaración del impuesto a la riqueza se va a dar como no presentada por no haber realizado el pago correspondiente, es necesario que la DIAN se pronuncie dentro del marco de los 2 años siguientes. De lo contrario, si la Dian no se pronuncia dentro del tiempo estipulado, se dará por presentada.

 

 

Revisoría fiscal   Revisores Fiscales   Outsourcing Contable